Cadáveres se apilan en funerarias

DIARIO FARFAN.- Barcelona Dieciséis años trabajando en una funeraria no pre­pararon a Jordi Fernán­dez para el espectáculo de cientos de cadáveres que se apilan en la funeraria de Barcelona donde tra­baja. Muchas son víctimas del COVID-19.

Su trabajo es preparar los cadáveres para los fu­nerales, disimulando “los colores de la muerte” y dándoles a los cuerpos un aspecto de paz y serenidad. Pero desde que se declaró un estado de emergencia el 14 de marzo, las casas funerarias de España deben seguir estrictos protocolos para evitar contagios.
Fer­nández no puede “arreglar” los cadáveres y los familia­res de los muertos no pue­den verlos por última vez antes de enterrarlos. Fernán­dez observó desde afuera un estacionamiento subterrá­neo que está siendo usado como morgue en el que ha­bía unos 500 cadáveres de personas que murieron o se sospecha que fue por el CO­VID-19.
F/LD
Reactions

Publicar un comentario

0 Comentarios

ENCUENTRAS MAS NOTICIAS AQUI