Retorno a clases presenciales; una odisea impredecible.

 

                                                      Por: Licda. Ireni Arvelis Sierra Pérez.

Educación; bien necesario el cual es innegable en todo estado de derecho, esta salva a los pueblos de la ignorancia y por ende de la miseria intelectual.

República dominicana al igual que los demás países del mundo yace bajo el peso fuerte y desgarrador del COVID 19; al inicio todo fue paralizado por un tiempo prudente ya que este silencioso enemigo atacó sin que se conociera su naturaleza, por lo que la ciudadanía estaba bajo alerta de cuidado extremo. Una de las instituciones de peso en el país el ministerio de educación (MINERD) cambió de forma drástica de modalidad presencial a modalidad virtual, causando esto como todo cambio malestar a nivel general de la población educativa.

El MINERD anuncia a la sociedad el retorno a las clases semi presenciales de forma gradual, el próximo 6 de abril tras un largo tiempo de ausencia en las aulas, esto como medida para evitar expansión del virus. Cerradas para evitar contagios, pero… la pregunta seria ¿Es que estamos libres de este gran mal? Sea usted el juez.

El organismo sanitario es quien debe dar luz verde para iniciar las clases presenciales, ellos son los indicados, son los profesionales del área de salud.

Según Waldo Ariel Suero presidente del colegio médico dominicano, en informaciones al medio de comunicación prensa Latina, este cuestionó la rapidez con que el ministerio quiere volver a la presencialidad. En sus palabras dijo “que la decisión puede agravar la situación provocada por el virus porque los niños pueden contagiarse con la enfermedad”

Según sus palabras Ariel Suero se opone a la decisión del MINERD.

Solo el MINERD decidió el retorno a la presencialidad, eso me huele feo.

Los maestros están vacunados en primera dosis y ¿Qué hay de los alumnos y padres?

Es posible que el maestro entienda el protocolo a seguir en clases, pero los alumnos no, y muchos padres tampoco.

Como educadora entiendo el valor de la presencialidad para una educación de calidad, aun mas, conociendo las debilidades tecnológicas de nuestro país; pero más allá de toda educación está la salud, sin esta, poco podríamos lograr.

Por lo que planteo esta inquietud sobre ¿Qué será lo que nos espera a profesores, alumnos, padres, madres y tutores al retorno a la presencialidad?

Conocemos la naturaleza del niño dominicano su relación hacia sus compañeros, sus valores de compartir y ayudar, hagamos uso de nuestra imaginación en medio de esta pandemia.

Dejo esta pregunta a modo de reflexión: ¿Qué otro beneficio aparte de educación de calidad, se esconden detrás del retorno a la presencialidad educativa?

Espero equivocarme en mi temor, y que Dios todo poderoso nos ayude en la odisea que viviremos la comunidad educativa.

Reactions

Publicar un comentario

0 Comentarios

ENCUENTRAS MAS NOTICIAS AQUI